martes, 11 de septiembre de 2007

A no perder la memoria

La memoria se define como: “La facultad anímica por medio de la cual se retienen las ideas adquiridas y se recuerda lo pasado”.
Pareciera que eso es, precisamente, lo que no han hecho los hinchas del Deportivo Temuco, quienes el fin de semana emprendieron toda su furia contra los jugadores y el técnico Eduardo Bonvallet tras perder con San Felipe.
“Retener las ideas adquiridas y recordar lo pasado”. Bien, bajo ese prisma, debo verme en la obligación de recordarles a los temuquenses que su equipo –antes de la llegada del “gurú”- llevaba 10 fechas sin conocer de victorias, que jugaban de mal en peor, que llevaban poco y nada de público a sus presentaciones en el Germán Becker y mucho menos daban ganas de seguir al equipo en provincia, que era un plantel con serios problemas de indisciplina... etc etc etc y, nótese, que solo he dado argumentos futbolisticos, pues en lo institucional, el club se recupera de una regeneración importante.
Bien, en el partido contra San Felipe, el equipo volvió a perder –como muchas veces antes de la era “Bonva”- y, como nuca, los aficionados culparon al entrenador y los jugadores.
¡Borrachos! Fue lo más suave que les gritaron a la salida del estadio. Inaceptables resultan , los intentos de agresión como los que sufrió Felipe González a la salida del estadio y el propio técnico junto a su camioneta. Aunque Bonvallet confidenciara en alguna oportunidad que “cuando el equipo gana los responsables son los futbolistas y cuando pierde, soy yo”. Eso no da derecho ni a la agresión ni a la violencia.

Con esto, no pretendo hacer una defensoría pública al señor Eduardo Bonvallet, ni culpar a los jugadores del Deportivo Temuco, ni tampoco a la dirigencia. Con esto, sólo pretendo recordarles a los hinchas que su equipo era NADA antes de Bonvallet, y que desde la "era Bonvallet", tampoco lo es TODO.

El “Bonva”, asumió la banca el 29 de abril. A su llegada el equipo, en 10 fechas, el equipo no contemplaba ningún punto por lo que estaba en el último lugar de la tabla. Han transcurrido 19 fechas, la estadística dice que ha ganado 6 veces, empatado cinco y ha perdido en 8 oportunidades. Esto se traduce en un 40,35% de rendimiento. Y siguen en el último lugar a siete puntos del penúltimo.
Cualquiera que ve estos números diría que es una mala campaña, y yo también lo creo. Pero, siempre –aunque sea lo más malo- se pueden rescatar cosas positivas ¿Cuáles? El equipo juega considerablemente mejor que antes, han ganado partidos –lo que no sucedía en el pasado- tienen un promedio de publico que ya se lo querrían varios equipos de primera, se las arreglan para hacer siempre noticia y, eso, no es casualidad.
¿O acaso creen que la gente va al estadio por la campaña del equipo? ¿O acaso creen que el club cuenta con un programa de televisión porque le caen bien a la gente del canal 13?

En fin, como diría Zamorano:”indudablemente”, que el “factor Bonvallet” influye en el alza general del equipo y la institución. Sí, hinchas sureños, en el ALZA del equipo.
Lamentablemente, para ustedes y para el cuerpo técnico, me parece que no va a ser suficiente. ¿Hubiera sido diferente con “el Bonva” desde el principio? No o sé, probablemente... pero, lo que sí sé, es que han mejorado. Y eso, hay que reconocerlo y no OLVIDARLO.
Por Héctor Pérez

1 comentario:

País Deportivo dijo...

buena apreciasion de la realidad que vive en este momento temuco, el problema pasa por la forma en queeduarmo guillermo se presento a los hunchas ilusinando a los inchas.
sabiendo que en este país es de exitista, por que hace un par de fechas la gente no se refería mayormente a los resultados, si no a la forma de jugar que tenian los jugadores y en ese aspecto se reconocia que el anace era notorio.
ahora tampoco que los resultados mandan y por eso es criticable la campaña, pero ahora ir y encarar de la forma que se hiso me parece que estamos equivocados.
En fin, la memoria es frágil esa es mi reflexion sobre lo que ocurre en Temuco.